MOVIMIENTO 19 DE ABRIL, DE PANAMÁ, ACLARA QUE NO PRETENDEN RETORNAR A NICARAGUA

A diferencia de los 200 nicaragüenses desplazados económicos que solicitan repatriación a Daniel Ortega, el Movimiento 19 de Abril, Álvaro Conrado en Panamá aclaró a nuestra página web que a pesar de la crisis humanitaria que atraviesan en ese país, no pretenden regresar a Nicaragua.

Tania Chamorro, directiva del Movimiento, dijo que los nicaragüenses a los que representa, son todos exiliados por persecución política, “entiendo que las personas que suscribieron una carta ante el consulado nicaragüense en Panamá, son migrantes que salieron de nuestro país buscando una mejor vida, que no es pecado, y que tienen todo el derecho a querer regresar a nuestra patria”, expresó Chamorro. Pero no es la condición de los integrantes del Movimiento porque “estamos claros y conscientes de que nuestra vida corre peligro si retornamos al país donde no hay garantías mínimas para salvaguardar nuestras vidas”, remarcó la líder del 19 de abril.

Según registros del Movimiento, Álvaro Conrado, ya son casi 10 mil los compatriotas nicaragüenses que deambulan en Panamá, sin empleos y en un estatus migratorio de solicitantes de asilo.

El último informe del mes de febrero de este año el Servicio Nacional de Migración de Panamá, reveló que hay unos 60 nacionales nicaragüenses en albergues migratorios con miras a su deportación o expulsión.

Jinna Berríos, también directiva del Movimiento dejó en claro que tienen la línea de seguir alzando su voz, y en activismo. “Nosotros estamos aquí en el exilio en resistencia, nadie ha sido financiado, nadie nos pagó para seguir en esta lucha” declaró Berríos .

Estos dos años que transcurrieron desde que el pueblo nicaragüense se alzó en una lucha cívica a partir del 19 de abril del 2018, la vida de los exiliados en el país canalero está plagada de incertidumbre respecto al anhelo que todos tienen de obtener el asilo político y de una realidad constante que amenaza la seguridad alimentaria, como derecho fundamental de los seres humanos, como el derecho a la salud, educación, vivienda y empleo.

La página del Ministerio de Gobernación de Panamá, dice que todo solicitante de refugio tiene derecho a la salud, educación y vivienda, pero en la realidad, se les impide hacer uso de los mismos. El año pasado el gobierno de Panamá declaró públicamente que solo otorgarían asilo al uno por ciento de los solicitantes.

Ambas líderes informaron, que el gobierno de Laurentino Cortizo entregó algunos bonos a un número muy pequeño de refugiados, lo que no resuelve en lo mínimo, la situación de los nicaragüenses exiliados. “Una persona que nos contactó y se solidarizó con el Movimiento 19 de Abril, Álvaro Conrado, Don Rafael Estrada, que gracias a él se van a poder entregar entre 30 a 35 paquetes de comida a familias exiliadas” remarcó Berríos.

Respecto al efecto que ha tenido el Covid-19 entre los exiliados nicaragüenses, las representantes del Movimiento 19 de abril, Álvaro Conrado, aseguraron que hasta la fecha ni uno solo de los integrantes del Movimiento ha sido contagiado de Coronavirus.